administradores de fincas en Sevilla

¿Recuerdas las cláusulas suelo? tu hipoteca puede aún tenerla

Hoy en Afinmar, administradores de fincas en Sevilla, hacemos memoria dando un repaso a las polémicas claúsulas suelo.

Sería raro a estas alturas, pero puedes tener una cláusula suelo y no saberlo. O saberlo y estar muy confundido con cómo reclamar. En Afinmar, administradores de fincas en Sevilla, te damos las principales pistas.

cláusula suelo es la denominación de una cláusula contractual que establece un límite mínimo al interés que se aplicará en la cuota aunque el tipo de interés baje. Es una cláusula que beneficia a la entidad bancaria y perjudica al particular que ha solicitado el préstamo ya que cuando los tipos bajan o el interés es negativo la cláusula impide que se traslade a la cuota mensual. Dependiendo de la normativa del país, las condiciones del contrato y su transparencia y claridad, puede considerarse una cláusula abusiva, ilegal o nula, por tanto puede considerarse un fraude bancario.

administradores de fincas en Sevilla

En España las cláusulas suelo son ilegales. Se declaró su nulidad y carácter abusivo por sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013 si bien limitaba la devolución de las cantidades ilegalmente cobradas por los bancos desde la fecha de la sentencia. Sin embargo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó, en sentencia inapelable de 21 de diciembre de 2016, en contra de la limitación de la retroactividad de la nulidad de la cláusulas suelos por lo que los bancos y cajas de ahorro están obligados a devolver todo el dinero cobrado ilegalmente por las cláusulas suelo desde la firma de la hipoteca inmobiliaria para la adquisición de vivienda

Durante la burbuja inmobiliaria acontencida en España en 1997 y que estalló en 2007, la mayoría de hipotecas que se suscribieron tenían un tipo de interés variable (fijado por el Euribor normalmente más un diferencial que pone el banco) en la que en muchas ocasiones el banco fijó en el contrato de hipoteca un porcentaje mínimo de interés a pagar por el comprador de la vivienda aunque el interés surgido de la suma del Euribor y el diferencial fuese inferior. Es decir a pesar de firmar una hipoteca con interés variables (que puede subir o bajar) el banco impone una cláusula que limita la bajada real aunque ésta se produzca. La aplicación de esta cláusula es contraria a la ley, ya que pervierte el espíritu del interés variable además de no ser conocidas sus por los firmantes, y por tanto abusiva, según el Banco de España y la Ley hipotecaria española. También el notario debe advertir de su existencia.

La cantidad defraudada ascendería a 4.000 millones de euros según datos del Banco de España y afectaría a unos 3,3 millones de españoles.​ Muchos afectados desconocen la existencia de cláusulas suelo en los contratos de hipoteca por lo que se considera que el fraude podría ser mayor al estimado.

administradores de fincas en Sevilla

Si lo que paga al mes por su hipoteca no ha caído de forma abultada desde 2008, desconfíe. Si su cuota se ha estancado y paga siempre lo mismo tiene motivos para sospechar y toca revisar la escritura del préstamo. Si la ha perdido, puede solicitar una copia en el banco o en la notaría. Una vez que tiene la escritura en sus manos, busque las típicas palabras con las que la banca escondía este tipo de cláusulas. Su sitio está en los apartados bautizados como “tipos de interés del préstamo” y bajo expresiones del tipo “límite de variabilidad de intereses”, “interés mínimo” o “límites a la aplicación del interés variable o incluso la tenebrosa terminología “túnel hipotecario”

Si tienes cualquier duda sobre tu hipoteca, cuenta con los servicios de AfinMar, administradores de fincas en Sevilla, te asesoramos y aclaramos todas tus dudas.

3 comentarios
  1. thereedsmith
    thereedsmith Dice:

    La rentabilidad de los depósitos va a seguir siendo muy limitada y cercana a cero salvo casos contados en los que el objetivo sea captar nuevos clientes de forma más bien descarada. Por mucho que suba el Euribor la época de depósitos al 4% de forma generalizada ha pasado a mejor vida. En cualquier caso el objetivo al poner el dinero en un depósito nunca debería ser la rentabilidad, sino la seguridad. Los depósitos son, por definición, un producto seguro pero poco rentabilidad. Por eso pueden servir para poner el dinero del fondo de emergencia o el que necesitaremos muy a corto plazo, pero no para ahorrar a largo plazo ni para preparar la jubilación. Para eso existen otras opciones como fondos de inversión o PIAS, por ejemplo (cuidado con los famosos planes de pensiones). Uno de los errores más habituales del ahorrador español es pensar que puede invertir en depósitos, cuando son inversiones que no le ayudarán a conseguir sus objetivos a largo plazo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *