Las averías más comunes de una comunidad de vecinos

Hoy en Afinmar, administradores de fincas en Sevilla, hablamos de las averías más usuales en un edificio.

Los bloques de viviendas también sufren el uso y el paso del tiempo, si algo tienen en común una comunidad de vecinos con otra, son las averías en los mismos puntos conflictivos.

A la hora de gestionar una comunidad de vecinos, como profesionales en el sector identificamos los puntos que más confrontaciones provocan entre los propietarios. En este caso son las averías, puesto que son las responsables que más desembolso conlleva para los vecinos. Llevar un buen mantenimiento del edificio ayuda en gran medida a evitar ciertas averías, sin embargo, es casi imposible salvarnos del todo de ellas.

Con mantenimiento y previsión podemos ahorrarnos muchos desastres y destrozos

En AfinMar, administradores de fincas en Sevilla, queremos contarte cuáles son los deterioros más comunes en un bloque de viviendas, para que así puedas tener precaución y previsión ante posibles daños.

administradores de fincas en sevilla

Principales averías en una comunidad de vecinos

A continuación os mostramos un listado de averías comunes y cómo reaccionar ante ellas:

 Fosa séptica: estas averías suelen darse, sobre todo, en edificios más antiguos. Las abundantes lluvias, las toallitas tiradas al WC y demás hacen de nuestra fosa séptica una bomba de relojería que en cualquier momento puede explotar. Nos daremos cuenta que algo falla cuando los desagües comiencen a escupir agua y el olor empiece a llamarnos la atención (por decirlo de una forma elegante).

 El portal: la puerta de entrada al edificio es siempre la más sensible a estropearse, su cerradura es la que más se usa de todo el bloque y por su umbral pasan diariamente una gran cantidad de público (no sólo vecinos). No es de extrañar, por tanto, que su uso sea más agresivo que el de otras puertas del bloque.

 El telefonillo: ya sea antiguo o moderno, el telefonillo de un bloque siempre acaba fallando. Algo verdaderamente molesto, sobre todo para el vecino del octavo, y que por regla general se termina solucionando con un cambio de aparato.

 Ascensor: todo un clásico, un ascensor que no se avería no es trigo limpio. Cuando un ascensor se avería mucho es porque no pasa las inspecciones pertinentes o es muy antiguo.

 Antena: un buen vendaval o temporal puede hacer que la antena deje de funcionar o algo se haya movido y no hay respuesta por su parte. Lo mejor que podemos hacer es llamar a un profesional para que compruebe qué es exactamente lo que ha pasado.

administrador de fincas en sevilla

Algunas de estas averías son una simpleza que las puede cubrir el seguro de la comunidad de vecinos. Sin embargo, otras reparaciones como la del ascensor suele ser motivo de Junta de Propietarios urgente y derrama para subsanar los daños. Si quieres saber qué es lo que cubre el seguro de la comunidad puedes leer nuestro artículo al respecto.

Si quieres saber cómo solventar este tipo de averías en tu comunidad de vecinos, no dudes en ponerte en contacto con nuestros administradores de fincas en Sevilla.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *