Las comunidades de vecinos quieren autoconsumo

En Afinmar, administradores de fincas en Sevilla, analizamos la tendencia en España de las comunidades de vecinos a la hora de elegir el autoconsumo como fuente de energía para sus instalaciones.

El autoconsumo a través de la energía fotovoltaica es una realidad a medias para muchas comunidades de vecinos que instalaron sus placas solares con la intención de ser autosuficientes a nivel energético. Sin embargo, las políticas españolas han ido lastrando el acceso de las comunidades a este tipo de consumo eléctrico.

En Afinmar, administradores de fincas en Sevilla, os contamos cómo el 65% de la población española (aquella que vive en edificios) no tienen acceso a la energía fotovoltaica. En nuestro país las comunidades autoconsumidoras apenas superan los mil usuarios. España ofrece muy pocas posibilidades de que el usuario pueda consumir su propia energía.

Este aspecto choca mucho a los usuarios teniendo en cuenta que España, y concretamente Andalucía, es la región de la Unión Europea con un mayor número de horas de sol, pero también con el mayor porcentaje de habitantes viviendo en bloques de pisos sin energía fotovoltaica.

El autoconsumo compartido es legal en España

Desde que el Tribunal Constitucional anulara en 2017 la prohibición que pesaba sobre el autoconsumo compartido, se abrió una puerta a la expansión de éste en las comunidades de vecinos. Sin embargo, la burocracia, la falta de una regulación específica y inseguridad tras años de recortes en las renovables ha hecho mella en las comunidades que desean instalar su propia placa fotovoltaica.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunció la semana pasada la derogación del impuesto al sol (es decir, el cargo que se imponía al autoconsumidor por la energía generada y consumida en su propia instalación) con un real decreto ley que simplificaba los trámites burocráticos y técnicos requeridos y que reconoce el derecho al autoconsumo compartido.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la única propuesta normativa al respecto que existe hoy en día es un borrador redactado por el anterior Ministerio de Energía que aceptaba que el propietario de una instalación pudiera suministrar energía a varios consumidores, pero que sigue contemplando importantes restricciones para él.

Una de las limitaciones más importantes es la que limita el consumo por cuotas asignadas, eliminando la principal ventaja de estas instalaciones que es, precisamente, aprovechar toda la energía que se genera. Esto quiere decir que si todos los usuarios no disfrutan de sus kilovatios asignados, en vez de ser comunitarios el restante que no se consume se regala a la red.

Otro defecto de esta propuesta es que se obliga al consumidor a tener la instalación de autoconsumo ubicada en la misma referencia catastral en la que se consume la energía. En definitiva, aún queda un largo camino por recorrer en el tema del autoconsumo en España.

Desde Afinmar, administradores de fincas en Sevilla, apoyamos que las comunidades de vecinos puedan optar si así lo desean al autoconsumo de una forma rápida y simple, puesto que además de ser los generadores de su propia energía se tratará de una energía limpia y respetuosa para el medioambiente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *