¿Cómo controlar a los invitados de tu piscina comunitaria?

Desde Afirmar, empresa de administración de fincas en Sevilla, sabemos que el calor ya está apretando de nuevo y que las piscinas comunitarias se erigen como la mejor opción para combatir las altas temperaturas por si no puedes huir a la playa.

Dicen que en Sevilla lo que más se valora es tener un amigo con caseta durante la Feria de Abril y otro con piscina comunitaria durante el verano en la capital hispalense. Lo cierto que tanto en un sitio como en otro, es muy importante que todos los invitados sepan comportarse y respetar el entorno por un lado, y que el anfitrión sepa cómo manejar la situación de forma respetuosa con el resto de vecinos.

Todos los entornos comunitarios pueden conllevar algún conflicto entre propietarios, cada persona es diferente y las rencillas de la convivencia pueden surgir si no sabemos cómo actuar correctamente en cada situación que se da a lo largo de la vida diaria. Desde nuestra empresa de administración de fincas en Sevilla nos hemos visto obligados a tener que mediar verano sí y verano también en conflictos derivados por el uso de la piscina comunitaria.

Si quieres conocer cómo puedes evitar llegar a una situación insostenible con tus vecinos, tanto si eres de los que invita como de los que no, para que sepas reaccionar sin conflictos ante una posible crisis de convivencia.

Métodos para controlar a los invitados en una piscina comunitaria

Por regla general, damos por hecho que todas las personas saben convivir en espacios públicos, sin embargo, hay algunas situaciones extremas que bien por exceso de aforo, o bien por déficit de educación podemos encontrarnos en una situación incómoda a pesar de hallarte en tu hogar.

Si surge en algún momento algún conflicto es importante tener claro la normativa de las piscinas comunitarias, que en España cada comunidad autónoma es la que aplica sus propias normas. ¿Cómo hacemos para controlar a los invitados?

  • Por regla general las normas de régimen de uso interno de la piscina recogen el número de invitados que tiene cada propietario puede tener para la piscina comunitaria. En algunos lugares va por invitación, otra por lista, y sin embargo hay algunas propiedades que no tienen ninguna norma, lo que quiere decir que ahí poco podemos hacer si a un vecino le da por invitar a todo el barrio para chapotear.
  • También puede reflejarse en los estatutos las normas de convivencia de la piscina comunitaria, de obligado cumplimiento para todos los propietarios. En casos excepcionales, si queremos meter a más gente con motivo de alguna visita o celebración, siempre se puede preguntar en junta de vecinos para que no existan rencillas.
  • Existen algunas comunidades que cuentan con pulseras o algún complemento apto para el baño que muestre que esa persona es una invitada de un propietario y no una persona ajena. Sin duda es la mejor forma para controlar quien está dentro de la propiedad.

Si a pesar de todo esto surgen los conflictos dentro de la comunidad de vecinos, siempre puedes llamar a Afinmar, empresa de administración de fincas en Sevilla, y ayudarte a solucionar cualquier conflicto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *