Wifi comunitario, la solución para el verano

Las viviendas vacacionales no suelen contar con conexión a internet, sin embargo, la ausencia de este bien ya se echa en falta y en AfinMar,  administradores de fincas en Sevilla, tenemos una solución para esta situación.

La conexión wifi es ya casi una necesidad básica en las viviendas, nos permite ahorrar datos móviles, acceder a través de nuestros dispositivos a un montón de información, series, películas e incluso trabajar desde nuestra segunda vivienda. Sin embargo, las propiedades vacacionales no suelen tener instalado conexión wifi, al no ser una vivienda permanente se considera un gasto superfluo.

Repartir el coste de la tarifa wifi entre algunos vecinos es la opción más económica para disponer de internet en tu segunda vivienda

Las conexiones wifi comunitarias son una opción que va cogiendo fuerza en muchos bloques de viviendas. Contar con una conexión para todos los vecinos, o unos pocos, hará que nuestra inversión en tener internet en casa sea menor y el servicio cumpla con su objetivo. Hace unos meses hablamos en nuestro blog de administradores de fincas en Sevilla sobre los requisitos que debe tener nuestro servicio para que funcione correctamente en una comunidad de vecinos.

A continuación enumeramos las posibilidades que tenemos para contar con una red wifi en nuestra segunda vivienda de la forma más económica posible.

El wifi comunitario es legal

Es una cuestión que se plantean muchos propietarios, lo cierto es que no existe ningún problema legal a la hora de compartir wifi en una comunidad de vecinos. Eso sí, con matices, la red wifi no puede estar abierta al público en general y el número de usuarios no puede ser masivo. Además, hay que tener claro que los vecinos que instalen la red comunitario no podrán lucrarse de ella.

¿Cómo se paga el wifi comunitario?

Las comunidades de vecinos que deseen acceder a la conexión wifi deberán abonar mensualmente la cuota, dividida entre el número de vecinos que disfrutarán de su uso.

La instalación del punto de acceso principal debe estar ubicado en una zona comunitaria. Un punto de acceso de origen desde el que se distribuirá la señal de la red eléctrica comunitaria con el apoyo de varios PLCs para mantener la calidad del acceso a internet, tanto en estabilidad como en velocidad.

 

Inconvenientes del wifi comunitario 

Se insiste en que este tipo de servicio comunitario debe contratarse entre un número limitado de personas para que la eficiencia de la conexión sea óptima. En ocasiones, una conexión elevada de usuarios a la red compartida puede provocar una disminución de la velocidad de subida y bajada contratada. Para evitar este problema es necesario contratar un servicio que sea efectivo para comunidades de vecinos, a mayor velocidad contratada, menos problemas para los propietarios.

El ahorro que podemos encontrarnos es de entre 30-50 euros mensuales, un descuento más que sustancioso que hace que el acceso a internet en nuestra segunda vivienda sea mucho más accesible para las familias.

Si tienes alguna duda al respecto, consulta la opinión de nuestros profesionales. En AfinMar, administradores de fincas en Sevilla, podemos asesorarte al respecto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *