Caso Pesesín, de vacaciones en el rellano

Hoy en Afinmar, administración de fincas en Sevilla, contamos el caso de Pesesín, una mascota que no pudo irse de vacaciones y que fue cuidada por toda la comunidad de vecinos.

Los establecimientos ‘pet friendly’ son cada vez más numerosos, sin embargo, los dueños que quieran viajar con sus mascotas aún se encuentran muy limitados al respecto. Esta circunstancia llevó al protagonista de nuestra historia a recurrir a la buena voluntad de sus vecinos.

Siempre solemos hablar de cómo resolver problemas con los vecinos pero, en este caso, aplaudimos muy fuerte a esta comunidad de propietarios que se volcó en los cuidados de ‘Pesesín’, la mascota de un vecino que pidió ayuda puesto que no podía llevarse a su pez de vacaciones.

“¡Hola vecinos! Me voy unos días de vacaciones y no me dejan llevar a ‘Pesesín’. Necesito vuestra ayuda para que le deis de comer, solo se le debe echar una vez al día. Dejo la comida y un cuadro para saber cuándo comió”.

La respuesta de sus vecinos fue magnífica, todos colaboraron en los cuidados de Pesesín, incluso fueron más allá anotando las acciones extra que le habían dedicado a la mascota de la comunidad.

 

Las normas de  convivencia para mascotas

En este caso, Pesesín se ganó la simpatía de los vecinos, sin embargo, un pez no es lo mismo que otro tipo de animal. Cuando la mascota es un perro o un gato, la circunstancia puede cambiar puesto que no a todas las personas les gusta este tipo de animales con los que el contacto es más directo.

Es por ello que, como especialistas en administración de fincas en Sevilla, recordamos que las normas de convivencia de las comunidades de vecinos respecto hacia las mascotas las pueden establecer los propios vecinos. Teniendo en cuenta que, como mínimo, en las zonas comunes no deben molestar, tampoco ir sueltos y, por supuesto, debe contar con su cartilla de vacunación al día.

Como es obvio, los excrementos del animal siempre deben ser recogidos con una bolsita por el dueño y evitar que haga sus necesidades en mobiliario común. También es  muy importante, cuidar las normas de convivencia en temas e ruido. En caso de tener que dejarlo solo debemos tener claro que no debemos dejarlas en la terraza durante un espacio prolongado de tiempo y, por la noche, siempre deben estar en el interior de la vivienda para evitar que hagan ruidos molestos para los vecinos.

Si la mascota emite ruidos persistentes durante horas nocturnas, los vecinos podrían denunciar el ruido. De otro lado, los animales exóticos o salvajes pueden ser mascotas si están permitidos en la comunidad y son legales.

En Afinmar, especialistas en administración de fincas en Sevilla, nos congratula que haya más comunidades como la de Pesesín en el que todos los vecinos se ayudan unos a otros en perfecta armonía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *