Vigilancia inteligente para tu comunidad de vecinos

Hoy en AfinMar, administradores de fincas en Sevilla, vamos a hablar de cómo los robos en garajes y zonas comunes han propiciado este tipo de vigilancia en las comunidades de vecinos.

Las incidencias en las comunidades de vecinos y pisos particulares aumentaron durante este primer semestre del año respecto al mismo periodo del año anterior. Esto significa que, al vandalismo, las ocupaciones y la morosidad hay que sumarle los robos que las comunidades de propietarios sufren, sobre todo, en trasteros y garajes.

Bicicletas, herramientas, equipos de sonido y material deportivo, los bienes que más se sustraen en las comunidades de vecinos

Es por ello que, desde nuestra empresa de administradores de fincas en Sevilla, hemos analizado la última tecnología que se está aplicando en los bloques de pisos para proteger a los vecinos de los robos: la vigilancia inteligente.

Auge de robos en garajes y trasteros

Los objetos que son más sensibles de robo se encuentran en zonas comunes como garajes y trasteros, siendo las bicicletas, herramientas, equipos de sonido y material deportivo, los bienes que más se sustraen en estos lugares. Tampoco se salvan las piezas de los coches, elementos como los catalizadores suelen ser objeto del deseo de los intrusos en los garajes.

Cámaras, alarmas, control de acceso o vigilantes son los dispositivos más populares de vigilancia

Esto ha provocado que cada vez haya más bloques de pisos que decidan instalar dispositivos de seguridad y vigilancia, en concreto, un cinco por ciento más de comunidades poseen algún sistema de este tipo. Entre ellos, los más populares son las cámaras, alarmas, control de acceso o vigilantes.

Un nuevo sistema de vigilancia

Algunas comunidades de vecinos están probando una nueva forma de proteger y vigilar sus posesiones, y es a través de un sistema que aterrizó en España apenas hace un mes. Se trata de un sistema que permite verificar lo que sucede en el entorno de un edificio en tiempo real.

Este nuevo dispositivo llamado Ojo de Halcón es una estación de vigilancia de dos metros de altura por 70 centímetros de ancho, el cual se coloca en el acceso principal del edificio para ver todo lo que sucede en la comunidad y permite la comunicación directa entre propietarios y un vigilante que aparece visible en una pantalla durante las 24 horas del día.

Este nuevo dispositivo cuando hay una incidencia envía una alerta al servicio de intervención inmediata, prestado a través de vigilantes motorizados y avisa a la Policía.

Actualmente, los vecinos que optan por algún sistema tradicional de vigilancia tales como cámaras o alarmas, suelen gastar entre los 500 y los 3.000 euros al año.

La principal función de estos sistemas es el de prevenir y disuadir a los ladrones, además, el control de accesos de los garajes es un elemento esencial para la seguridad de dichos espacios.

Si quieres conocer más sistemas de seguridad y acciones para salvaguardar tu comunidad, ponte en contacto con nuestra empresa de administradores de fincas en Sevilla, te asesoraremos en todo lo que necesites.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *