El desfibrilador, nuevo inquilino en las comunidades de vecinos

Hoy en AfinMar, administradores de comunidades en Sevilla, tratamos el tema de la seguridad de los propietarios dentro de su propio edificio.

En España, 20.000 españoles fallecen cada año por infarto de miocardio por no contar con un desfibrilador a mano y llegar demasiado tarde al hospital. Grandes edificios e instalaciones, como los estadios deportivos, ya cuentan con este tipo de aparatos que velan por la salud de las personas asistentes y demás presentes.

Sólo el 12 por ciento de los testigos de un infarto saben reaccionar ante él

¿Sabes reaccionar ante un infarto? Anualmente, más de 20.000 españoles sufren un infarto y sólo el 12 por ciento de los testigos conocen las técnicas que reanimación pertinentes para este tipo de situaciones. De este porcentaje de infartos, más del 70 por ciento se da en el hogar, lo que hace imprescindible que todos estemos formados ante este tipo de eventualidades.

Otra opción propuesta por el Colegio de Administradores de Fincas de Málaga y Melilla es la de promover la instalación de desfibriladores automáticos en las comunidades de vecinos, con idea de poder ofrecer asistencia al enfermo mientras acuden los servicios de emergencia.

Desfibriladores en comunidades de vecinos

Antes de acabar el año, un centenar de edificios contarán con este tipo de dispositivos en Málaga y Melilla. Desde AfinMar, administradores de comunidades en Sevilla, halagamos esta idea y nos erigimos a favor de que en las fincas sevillanas existan también desfibriladores que pueden salvar la vida de nuestros vecinos (o la nuestra).

En España, las comunidades autónomas tienen restringido el uso de estos dispositivos excepto Andalucía, País Vasco, Canarias y Cataluña. Sin embargo, desde la Sociedad Española de Cardiología se insta al gobierno a permitir el uso de los desfibriladores a personas que no sean expertas sanitarias, puesto que estos dispositivos están diseñados de tal forma que pueda usarlo cualquier persona de forma segura.

En Andalucía cualquier persona puede manipular este dispositivo, siempre y cuando avise a los servicios de emergencia

La probabilidad de sobrevivir a una parada cardíaca en la calle o lugar en el que no haya desfibrilador es del 5 por ciento. Con la aplicación de este sistema de reanimación cardiopulmonar y desfibrilación podemos producir tasas de supervivencia del 49-75 por ciento si se realiza en los primeros 3-5 minutos de suceder el infarto. Cada minuto de retraso en la desfibrilación, se reduce la probabilidad de supervivencia hasta en un 10-12 por ciento.

En nuestra comunidad autónoma se permite a cualquiera usar el desfibrilador siempre y cuando se avise a urgencias, de esta forma, no se pierde tiempo esperando a un profesional.

Comunidades cardioprotegidas

El proyecto Comunidad de Vecinos Cardioprotegida persigue que las comunidades de vecinos obtengan una certificación que las identifican como Espacios Cardioprotegidos.

Para su obtención debe cumplirse con una serie de requisitos: desfibrilador seguro y correctamente instalado y personas formadas en reanimación y en el uso de estos equipos. Si se realiza todo lo anterior, la comunidad recibe una certificación y un logotipo que las identifica como Espacios Cardioprotegidos.

Como los extintores, estos equipos deben estar instalados de forma visible y seguir un correcto mantenimiento para que el día de su uso estén totalmente operativos.

Desde nuestra empresa de administradores de comunidades en Sevilla incidimos en la necesidad de contar con todo lo preciso para preservar la salud de los vecinos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *