Tacones: la peor banda sonora para una comunidad de vecinos

En Afinmar, empresa de administración de fincas en Sevilla, analizamos la condena a una mujer por caminar en su casa en tacones y la normativa que existe para regular este tipo de ruidos dentro de una comunidad de vecinos.

Los ruidos de tacones siempre han sido uno de los sonidos más molestos para el vecino de abajo, sobre todo a ciertas horas del día en el que aún te puede pillar descansando en la cama. El sonido de las pisadas de los tacones siempre ha sido en cualquier contexto una banda sonora poco deseada, más aún cuando te encuentras durmiendo o intentando dormir a tus hijos. Bien es cierto que lo primero que debemos tener es paciencia con nuestros vecinos para velar por la correcta convivencia de los mismos. Sin embargo, si el sonido de tacones es reiterado debes saber que puedes interponer medidas legales para que la situación no siga produciéndose.

España y otros países europeos condenan a las personas que irrumpan en la tranquilidad de una vivienda, y el sonido de los tacones no es una excepción. Eso si, desde Afinmar, empresa de administración de fincas en Sevilla, os recomendamos que vuestro primer paso sea hablar amigablemente con tu vecino para intentar llegar un acuerdo, en la mayoría de los casos, la persona en cuestión no se da cuenta de que está perjudicando el descanso de los vecinos.

 

Multas de miles de euros

Hay varios casos a nivel nacional y europeo de multas que se han impuesto a mujeres que fueron denunciadas por el ruido de sus tacones a horas intempestivas. En España, este tipo de sanciones dependen de la ordenanza municipal, pero las multas pueden ir de los 700 a los 3.000 euros. En Italia  o Portugal también hay ordenanzas que no permiten este tipo de ruidos en el ámbito doméstico. En Italia, la justicia condenó a una mujer y a sus dos hijas a pagar 500 euros por caminar con tacones en su casa de forma demasiado sonora y a horas indebidas. Han tenido tiempo de modificar su actitud porque los vecinos llevaban soportando 4 años. Aun siendo elevada la multa, es muy inferior a la que podrían haber recibido en otros países de la Unión Europea. En Portugal, por ejemplo, un tribunal luso condenó en junio a una mujer a 7.500 euros.

En Afinmar hemos presenciado muchas situaciones de conflictos entre vecinos por ruidos y demás conductas incívicas dentro del seno de la comunidad de vecinos. En este tipo de casos, nosotros recomendamos que lo primero sea conversar e intercambiar impresiones para solucionar el conflicto sin meter de por medio denuncias, ya que puede contaminar de forma irreparable la buena convivencia dentro de un edificio. El consejo es tan fácil como elegante con tus vecinos. Los tacones se ponen justo cuando uno va a salir de casa, de esta forma nadie tiene que renunciar al calzado que desea usar y el vecino podrá seguir con su descanso sin interrupciones.

En Afinmar, empresa de administración de fincas en Sevilla, estamos siempre dispuestos a resolver todos los conflictos que surjan en tu comunidad de vecinos. ¡Contáctenos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *